Al partir


Días interminables trabajando al sol, no faltaba el termo, huevos duros, chupalla (sombrero de paja en Chile), asadón, pala y el tractor…
Historias por montón, tejidas entre las mazorcas, las cebollas, tomates y el calor,
con hojotas, en el barro o en el río sumergido era lo mejor.
No faltaban los pescados espinudos, un festín con ellos muy bien fritos…
En el alma están los intantes compartidos alrededor de una parrilla, picotendo de la sabrosura del asado, que más que rica comida eran alimentos para el amor.
Al partir, nada será lo mismo, queda un hueco en estas vidas…
Con la partida ha dejado una bella estela de recuerdos, amor sembrado en buena tierra, plantó bien cada árbol que dejó, sus raíces están bien firmes y sus ramas son de hojas perennes, miran siempre luminosas al cielo, esperarán cada día que el sol les acaricie, en ese roce recibirán su beso o la mirada de los ojos que se han cerrado al exterior.
Con la partida, la materia regresa a la tierra, la prisión terminó, el alma al fin libre se eleva a gozar de la paz y el cobijo del creador.
Al partir, podrá mirar desde allá su amor que germina en los corazones que dejó.

 

Al abuelo de mis niñas.

Viviana Lizana Urbina©

Anuncios

En blanco y negro

Mírame en blanco y negro

cómo mis labios

van despojando los pétalos.

Suavemente, así,  sin  prisas

será como desnudaré tu alma,

tal como con lo has hecho con la mía…

Observa       atentamente,

cada movimiento  de  mi. rostro,

mis ojos están    cerrados,

pues con la intuición

me voy guiando.

Contigo no será diferente,

me enseñaste a percibir

el calor que emanan nuestros cuerpos…

Entonces,   prepárate para cuando llegues

en penumbras a la   habitación,

despertarás la loba que llevo dentro.

Cautivo te haré de mis labios,

que sedientos están de    comenzar  con  su  deleite.

Atado al lecho,

con cuerdas de amor,

te iré despojando de tus  miedos

y llenando los huecos

que dejaron en tu alma

los  vientos que  la  arreciaron  hace  tiempo.

Entonces, mírame así, sin  color,

de esa forma evitamos

encender la pasión

de  este amor  que   nos  envuelve,

esperemos a que caiga el  sol.

Cuando veas que ya la oscuridad nos acecha

y la luna se asome entre las nubes…

¡Prepárate!

Ése será el momento   de hacerlo…

Viviana Lizana Urbina ©

Tan lejos y tan cerca


En mis cristales sólo existe una visión grabada, es algo que se adhirió a mis pupilas llegando a conectarse con el agua que corre por los ríos de mi mundo…
Abrazaré cada momento contigo compartido, los vividos ya son tesoros, lo que para el mundo puede no ser nada, para un alma enamorada lo es todo…
Cada grano de arena forman la más bella playa, en ella se marcan huellas, que pese a que el reventar de las olas se las lleva, ya han sido dibujadas en mi alma…
Así se ha grabado en el corazón cada letra que llega a mí, cada sonido que emite tu voz, todo, realmente todo está tatuado aquí…
Para amarte, no necesito tu proximidad, me basta con vivirte de la forma que lo hago, eres libre y así es como deseo que estés. Mi felicidad será observar tu sonrisa, verte hacer lo que desees…
Amo infinitamente, lo confirmo, te siento aquí, en mí, te vivo a pesar de lo lejos que estás…

Viviana Lizana Urbina ©