De los pecados, el más dulce


Miel en la piel,
fuego en la humedad que se expande y deleita hasta su sombra.
Invita a quien le observa, mientras caen sus prendas, a que se invente a milímetros de ella y pueda oler la fragancia a destellos de estrellas.
Le adormecerá la voluntad y le atará a su antojo.
Derrotará su fortaleza con su mirada.
Con un leve paseo a su alrededor erizará hasta las ideas, dejará al descubierto su flaqueza y encenderá la hoguera.
Le dará a probar la dulzura de sus besos y la miel de su encanto.
Le dejará hirviendo la sangre, sin cordura y lo conducirá a hundirse en su abismo.
Allí, pasará a ser presa de lo que provoque, ambos se saciarán y volverán a tentarse para seguir probando del más dulce pecado.
Viviana Lizana Urbina

Anuncios

9 thoughts on “De los pecados, el más dulce

  1. Hola Viviana. Se como eres y también que coincidimos en
    las mayoría de las letras… Me gustaría poder hacer honor a
    tu poemas con mis palabras. Pero eso es imposible me
    quedaría muy corto en halagos, y repetirte lo mismo siempre
    sería cansado y aburrido, pero lo que si puedo decirte lo
    limpio que es tu amor, y lo maravillosa que son tus letras.
    Un cálido abrazo Princesa. Felicidades.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s