No forzar


¿Cómo se hace?
Dime…
¿Cómo se puede dejar de amar?
No se puede…
No se consigue queriéndolo
si aún se mantiene ese rostro en la memoria o si
resuena todavía esa voz como un eco en el pecho.
¿Cómo se borra lo vivido?
¡Imposible!
Sólo perdiendo la conciencia, de lo contrario, mientras más se desee olvidar, más latente se vuelven los recuerdos.
Deja que la vida siga, que fluyan las aguas del río, que lleguen al mar y allí se expandan por doquier…
Siente en tus ojos la mirada fría del viento, empápate de luz mientras sea de día, al caer la noche deja que tu cuerpo se pierda entre la oscuridad y las lágrimas…
Mientras más tiempo pase, quedará menos llanto que derramar, se agotará la tristeza. Hasta que un día, amanecerás con menos peso en el alma. Esa será la señal de que te has acomodado a esa falta.
Desde ahí en adelante, vuelve a sonreír y sigue avanzando…
Mientras aún respires siempre hay tiempo para ser feliz.

Viviana Lizana Urbina

Anuncios

8 thoughts on “No forzar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s