¿Me invitas un café?


Me muero por saber…
Mis ansias de hurgar en tu sentir, escudriñar en tus cajones,
descubrir lo que le cuentas a tu almohada,
saber de tus temores…
Esas dudas me instan a colgarme de las nubes e imaginar diciéndote ¿Me invitas un café?
Esa situación me lleva a tantas posibilidades,
incluso paso por tu negativa produciendo una angustia profunda…
Deseo saberte y que me sepas…
Estoy convencida que si aceptas ese café, no me detendré en la humeante taza…
Me acercaré tanto
que sabré el aroma
de tu piel al estrecharte
en un abrazo,
Y eso será poco,
pasaré a posarme en tus labios,
los besaré muy despacio, ahondaré en el latido
de tu alma
mientras tus manos
me aproximan hacia ti.
La verdad,
me urge que nos bebamos ese café.
Hoy, sé que lo deseas
como yo.

Viviana Lizana Urbina

Anuncios

7 comentarios sobre “¿Me invitas un café?

  1. En cada entrada pincelas un matiz del amor, -no te preocupes, que no se acaban nunca- , “deseo saberte y que me sepas”. Matiz con importante componente tensional, porque lo sentimos pero no llegamos a conocerlo; paradójico porque las dudas nos matan, y, sin embargo en nuestro interior lo vivimos como una certeza rotunda e incuestionable.
    Gracias por tus letras. Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s