Cadenas de letras

Enlace participación Evento Enamorada de un poeta
Las palabras bien dichas pueden sacar tantas sonrisas…
Hacer que emerjan torrentes desde los acantilados del ser…
Llevarte a los estados más insospechados de éxtasis o de tristeza.
Cuando encuentras las letras precisas que sean capaces de hacerte estremecer, te vuelves adicta a ellas, sin darte cuenta se vuelven tu necesidad…
De tanto leer, comienzas a soñar y ante tus falencias te vas aferrando a un ideal creado por esas lecturas.
Así, como los poetas necesitan de sus musas, con quienes se dejan arrastrar al fluir del momento, con las que viven realidades paralelas, en las cuales desatan sus más profundas emociones, entregándose completamente sin restricciones, olvidándose del mundo, quedando en un estado, casi de locura temporal.
Pero luego, abandonan la pluma y viven como cualquier mortal.
Así se teje una cadena de dependencias, donde el lector se enamora de un poeta, el poeta, se enamora de su musa y todo se quebranta por la lapidaria realidad.
Ahora, si me preguntas si yo me he enamorado de un poeta, te respondo con certeza, mi amor, es un hombre real.

Viviana Lizana Urbina

Anuncios

La luna, tú y esta urgencia


Te presiento bajo esta luna
en cualquier parte,
desnudando la noche
segundo a segundo, despojándola de ataduras
que impone el tiempo
y la expones así,
inmaculada y sedienta
de esos silencios gentiles
que abrazan los deseos,
donde nada existe
sólo tú y tus urgencias,
ésas que mientras
la claridad me viste
la piel encendida
me llevan a imaginar
que emerges de estas aguas
a sanar conmigo
lo que nos haga falta…

Viviana Lizana Urbina

Una estrella hecha música

estrella hecha musica
Enlace aporte de hoy en El poder de las letras

Se deslizan las letras a lo lejos

en dulce melodía

que engarzan tus dedos

en los confines de la tierra…

Acaricias el aire

con las notas que emanaron

de la vida de una estrella

que sostuvo tu mirada

en el peregrinar sereno

de un antaño revoltoso,

entre polvos y lodazales,

entre semillas y cosechas;

entre juegos y alzadas en el aire,

en el vaivén impetuoso de un columpio;

entre risas, entre llantos,

siempre se enlazados,

dejando huellas paralelas…

Y la vida se fue en ascenso

entre riscos y quebradas,

rasguñando en lo profundo,

cercenando esperanzas

lanzando al abismo ilusiones…

Pero el amor prevalece

y se alzaron notas en el cielo

anudando los te quiero

a la vida presurosa

que arrebatarles la presencia se empeñó…

Y la dulce melodía,

con notas de dolor

se va clavando en el alma,

desgarrando los suspiros

que quedaron envueltos

en la sinfonía de su adiós.

Viviana Lizana Urbina

 

Invadiéndome


Estás en mí…
Aquí donde más cómodo te sientes,
en este sitio
que es sólo tuyo,
donde mantienes el vigor
de tu esencia
y la haces renacer
en mi consciencia.
La reflejas en el manantial
de aguas frescas,
ésa en la que te sumerges invadiendo mis deseos, apropiándote de la cordura
que me queda…
Estás en mí,
instando el vaivén
de mi oleaje,
alzando las mas profundas inquietudes,
exaltando mis dominios
de razones,
prendiendo la flama
en mi mirada,
la que incendia
el ardiente precipicio
del éxtasis
en el que me dejas caer mientras te vivo
sin que tu piel,
sea presencia.

Viviana Lizana Urbina

Silencio

https://youtu.be/5PEKcdPrbjw
Enriquecida noche con la música exacta que da algarabía a mi alma. El silencio, da las notas perfectas para adentrarme en mis laberintos que conducen a tantos instantes vividos, me llevan a la esencia del sentir en cristales de luces y lados oscuros.

Él, mi fiel compañero de lunas silvestres que han estado en las lágrimas que derramé en mis noches amargas…

Benditos silencios que llenan mis espacios, esos  atesorados, que son tan mínimos, pero son de los más deseados…

En ellos me encuentro la vida en cuadros pintados con mis manos, esos hechos con mis colores propios, donde el mar es dorado, el cielo anaranjado y de día la luna se oculta tras mis ojos amados, que son los tuyos, brillantes y diáfanos.

El silencio, el mío, ese sonido mudo de las caricias que guardo en mi piel desde que mi ser se siente totalmente amado.

Adoro el silencio, pues es el momento en que todo te trae a mi lado.

Viviana Lizana Urbina

Soy ésta

Soy ésta que deambula entre el amanecer y las noches frías,
que lleva en la mirada el brillo de tus ojos,
la que tatuó tu sonrisa en su alma…
Soy la mujer que se desvanece en el viento, se hace perfume de una tarde, con la esperanza de llegar a ti en la brisa…
Soy la que se bebe tus besos en las gotas de lluvia…
La que dibuja tu rostro en el atardecer y
en las manos tiene grabado la piel que no palpa, la que la sabe aún sin rozarla…
Soy la que lleva en el ser tu existencia, en la que te alojaste y te quedaste a cadena perpetua…
Soy ésta, la que es tuya y te abraza quedándose en tu pecho cada mañana.
En fin, soy la simple mujer, que te ama.

Viviana Lizana Urbina

Otra oportunidad

Escapar de las garras de la muerte y quedar a la espera nuevamente…
En un instante se pasa el suspiro que apuñala…
¡No piensas!
¡No sientes!
Sólo que al instante de reacción, te das cuenta de lo vivido y te agarras con todas las fuerzas a tus amores y los amas más, pues es lo que lamentabas dejar.
Y se sigue aquí, con oportunidades de ser feliz a cada instante, sorteando las barreras y limpiando el barro de las botas…
Estás aquí
y respiras pausado
para amar más intensamente…

Viviana Lizana Urbina