Pensándome


Me he tejido entre días que parecen siglos.
Hoy veo huellas profundas en mis ojos…
El tiempo pasa y pesa, resarcir los embrollos no es posible, desenredar los hilos para continuar con la labor, sí lo es…
Entre sorbo y sorbo me reconozco y me sé, espero ver el final de esta taza y allí tener los bríos para hacer lo que me debo.

Viviana Lizana Urbina

Relatividad del espacio


Adherida a tus segundos, enredada en tus líneas
cayendo de renglón en renglón,
vistiendo cada poro
de mi piel con tus latidos, marcando cada suspiro
como letras en tus poemas…
Envuelvo tus manos
con mis ojos,
las atrapo con mis ansias
de sentir tu cálido flujo
de tinta por tus venas…
Me palpas las entrañas
con ellas,
así me siento de tocada cuando te pienso,
así me inundas
cuando tu sonrisa
me dedicas…
Y me vuelvo agua
para que tu sed sacies
en la premura de un beso.
En este espacio relativo entre lo que somos, soñamos y sentimos.

Viviana Lizana Urbina

Todo es y será para ti

Me arropaste el alma
con la calidez de tu mirada, tu voz desnudó mis vestiduras,
tu sonrisa me cubrió
con dulces caricias recorriendo mis ansias
y mi piel dormida…
Con tus suspiros
me besaste entera,
me hiciste el amor
en mi alma inquieta,
hoy más que ayer
soy de tu pertenencia,
pues mi corazón
y todo mi ser
abarcan tu existencia.
Me habitas y te habito
hasta el abismo
de nuestras vidas,
nos pertenecemos…
El amor así, no muere,
no tiene barreras.
Espérame en el valle
de la quietud
y si me adelanto,
sabrás que mis besos
y mi abrazo
son sólo para ti,
mi amor.

Viviana Lizana Urbina

Sólo con un susurro


Susurro tu nombre en mi silencio
y me envuelve su caricia…
En medio de la noche
te veo en la penumbra
y tu calidez hace
que mi alma se derrita…
Con un mínimo de ti tengo
para forjarme
el más bello de los sueños.
Desnudas mi piel con sutileza
y me entrego en tus manos
para que hagas de mí,
lo que me dice
el fuego de tu mirada…
Atrapas mis latidos
con tus besos,
me devuelves el aire
con suspiros,
me elevas a la altura
de tu imperio
y lo introduces en mi paraíso…
Hacemos un mundo perfecto,
donde la melodía de gemidos
hacen danzar hasta el viento.
Y todo, sólo,
pronunciando tu nombre…
No demores,
veremos qué hacemos
cuando me beba tus besos…

Viviana Lizana Urbina

Sensaciones


Me gusta sentirme
amada y maravillosamente protegida por el calor de tu cuerpo…
Tus manos fuertes se aferran a mí sosteniendo mi cansancio, me liberas de los pesares con la ternura exquisita de tu abrazo…
No me sueltes esta noche, me gusta el perfume de tu piel, me despiertas sensaciones que ya conoces…
Inúndate del mío, para que si te alejas, puedas reconocerme envuelta en la brisa o en medio de las oscuras noches…

Viviana Lizana Urbina

El vuelo de mis sueños


Caminas por cada recodo de mí, lo vas perfumando poco a poco con el aroma de tu sonrisa…
Inundas con esa chispa hasta la última melancolía alojada en la esquina sombría del corazón y destella luz en la oxidada lámpara de las ilusiones contagiando con ellas, nuevamente, cada rincón.
Me quitas los barrotes de los sueños, abres sus ventanas y le pones alas para echarlos a volar…
Y sí, la vida sin sueños es una vida sin ilusiones, sin un por qué de avanzar… Mientras más sueñe más cerca estaré de donde ansío estar…
Sabes cuál es ese lugar…
Sintiendo tu latido acelerado, mientras al fin, nos estrechamos en un abrazo, un beso y algo más.

Viviana Lizana Urbina

El mismo abismo

abismo

Hoy me lanzaste al abismo
de la realidad de la cual renegaba.
Así, de bruces
me fui contra el mundo
y me detuve con una daga
clavada en mis sueños.
Ellos se han desvanecido.
Se esfumaron las esperanzas
de estar frente al amor,
de verme directo en sus ojos
Me di tan fuerte contra el suelo
que hasta las ilusiones quedaron rotas.
Pero el golpe más intenso
es saberte cayendo conmigo
en el mismo abismo,
Tus sueños no existen más,
Tu realidad te supera,
te envuelve en la soledad
y me destierras de poder acariciar
tu lejana presencia…
Caminemos en el pozo oscuro,
seguro que encontraremos la luz,
pero será una luminosidad distinta,
tú allá y yo aquí.

Viviana Lizana Urbina