Otoño

Hoy el otoño se hizo presente,
humedad, cielo gris,
silencio, soledad,
inquietud e incertidumbre.
Aferrada al mismo cielo que ayer, pero al compás del frío,
hoy me vestí de añoranza
del sol de primavera
y mis ojos pinté
con los ocres del presente.
Al amanecer dejaré
que la vida me invada
tal como se le antoje aparecer…

Viviana Lizana Urbina

Anuncios

Adiós G+

Espacios vacíos,
blancos.
Un cementerio sin lápidas…
Se esfumó todo cuanto allí se dijo desde tantas almas inquietas, llenas sueños, añoranzas, nostalgias y miradas a diversos horizontes.
Pero no se deshicieron las letras que se tejieron con hilos de plata y madejas de seda,
ni las esculpidas en el corazón de quienes hicieron suyas las palabras dichas.
En mí se han quedado los latidos que entraron por mis pupilas sedientas de sentir.
Mi respeto y eterna adminiración a todos quienes me condujeron a amar la expresión derramada en tinta.
Yuriko Santander, Angie, Rei Hurin, José Manuel Gómez Mira, Xavhier Hernández, Luis Roy, Mayeli López, María Cristina, Susana Olguín, Marina Collados, Marijose Luque, Ana Centellas, Pedro Altamirano, Rakel Relatos, María Dorada, Auroratris, Pepe Esparza (Dadelhos Pérez), Juantobe, Juan Hernández Navarro, Ángel Castillo, Juanky, Isidoro Ortega, Txema Cano Ros, Estrella Amaranto, Flora Rodríguez, Patricio Massa, José Ayllón, y a todas las bellas personas que le dieron luces a los laberintos de mi imaginación en el desaparecido Google+.


Viviana Lizana Urbina

La misma

Buscándome

en la oquedad

de la fría noche,

a tientas

entre los recodos húmedos

y los vestigios

de antiguas paredes; tropezando

con añejos recuerdos

y sosteniéndome

de los sueños colgados

en la oscuridad.

Hurgando

en las soledades bulliciosas

que resuenan sin cesar en cada paso,

me logro tocar el rostro

y me reconozco…

Soy yo,

la misma

pero sin el lastre

de aquellos tiempos de cadenas.

Viviana Lizana Urbina

3 años

Parece que fue hace tan poco tiempo que me dejé llevar por los sueños y los comencé a guardar en este rincón.

Secretos anhelos de mi corazón transformados en letras y más letras, las que fui depositando despacio, una a una, como si hubiesen sido las caricias que no había dado y ansiaba dar.

Palabras que albergaban horizontes dibujados en la piel añorada, como si hubiesen sido esos besos profundos y largos que imaginaba…

Son tres años de sueños, vivencias, recuerdos, cambios, renacer y seguir viviendo.

Gracias por la presencia en este mundo tan particular de “Sintiéndote en letras.”

Viviana Lizana Urbina

14

Un número más, un día más del mes.
Quisiera poder emocionarme como tantos este día.
Me encantaría ser sorprendida con una aparición inesperada, recibir un abrazo apretado que me haga sentir amada.
Sólo eso bastaría para inundarme de dicha.
Parece simple, pero este hecho guarda una grandeza inconmensurable.
Aún respiro, tal vez el tiempo me regale una sonrisa.

Viviana Lizana Urbina

Perspicacia

Siento que camino la senda ya andada, ésa que me llenó de inseguridad…
Imposible confiar cuando presientes algo raro.
Soy tan perspicaz, que todo cuanto comienza a extrañarme se convierte en verdad.
Quisiera no tener este sexto sentido.
Para qué engañarme más.
Debo permanecer sola.
En mi vida sólo he encontrado amor a medias…
La traición reina mis recuerdos.
Siempre deseé amar y hacer feliz a alguien hasta el punto de que sólo yo le fuera suficiente.
Pero no.
A esta altura del camino, cuando sé que queda menos para llegar al final, reconozco que lo que queda por andar debo hacerlo sola.

Viviana Lizana Urbina

Dudas

Muerte en cada segundo silencioso,
las dudas rondan junto a las manecillas del reloj,
crecen con el sonido persistente de las marcas del tiempo silencioso…
Huelo las mentiras y la rabia se acrecienta en mi pecho.
Me pregunto:
¿Para qué caminar sobre esquirlas?
Todo cuanto llega a acariciar mi alma herida, la apacigua un tiempo y luego se vuelve otra herida más, pero cada vez más profunda.
El tic tac golpea fuerte y me quedo más rota.

Viviana Lizana Urbina

Burbujas llenas de no sé qué…

Burbujas se alzan en los tiempos inhertes de esta tarde arrebatando a la conciencia la intrépida intención del pensar…
Así vaga la idea persistente de inmiscuirse en la razón del por qué abrirse al despertar.
Por qué hacer que los latidos encuentren un no sé qué, que le dé sentido a cada pestañear.
Golpea la razón una ráfaga…
Se ajustan los latidos al cuadrado exacto donde calza el por qué y el para qué…
No hay espacio para lo que realmente se desea.
La vida se reduce a lo necesario, lo inevitable y lo normal ante el mundo.
¿Y dónde queda lo que se anhela?
¿Es, a caso, obligación vivir por lo que se espera de nosotros?

Viviana Lizana Urbina

Indignación

http://ebookparadise.online/pdf?title=Seduciendo+mis+sue%C3%B1os&geo=es&i=MTUyMDM0OTI0Ng%3D%3D&src=blogspot#read

Curioseando por la web me encontré con que mi primer poemario está para descarga gratis.

Qué rabia me da, lo toman sin consultarte y lo publican.

¿Qué hacer frente a esto?

No tengo idea.

En Amazon, plataforma donde lo publiqué está a la venta.

Ojalá que por lo menos, así se lea.

En fin, lo publiqué con ilusión. Quería que mis hijas se sintieran orgullosas de su mamá.

Pero a esta altura de mi camino, eso es banalidad, egocentrismo.

Sólo vine a descargar mi enojo.

Viviana

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑