Una tarde de estas

 

Enlace a Página de escritores, El poder de las letras

 

En una tarde de estas, en que la calidez ya comienza a reinar recógeme en aquel lugar donde se unen nuestros caminos, allí donde el universo ha hecho el milagro de atraparnos en esta inmensidad para compartir el tiempo…

Tiempo que se va entre suspiros y nos aísla del rededor. Es que en esos momentos, sólo somos tú y yo. No es por egoísmo, es simplemente, como dices tú, le robamos un pellizco de felicidad a la vida. Es el derecho que nos da el amor. Amor que germinó en nuestros días en que vimos cómo se desnudaban los árboles para luego renacer con sus hojas nuevas, tal como hemos renacido juntos, con un sentimiento fortalecido con nuestra unión donde los latidos palpitan con ahínco. Amor que se refleja en nuestro diario andar, se vive en nuestros labios, los que sonríen sin razón aparente. Hay quienes perciben en el brillo de tus ojos o en los míos, un no sé qué…

Y es que el amor se ha arraigado profundamente.

Entonces, un día de estos, quedemos para dar un paseo y recopilar recuerdos para cuando estemos sentados frente al fuego en un día invernal al final de nuestro camino.

 

Viviana Lizana Urbina

Solo pensando

33f0eec1-e3aa-4101-bc1b-5baf9b85c3f2

 

Necesito la certeza del tiempo

es tan incierto

que se escapa y en el acto, sólo es recuerdo.

No puedo ofrecer realidad

sólo quimeras

y eso va carcomiendo el alma.

Páginas en blanco serán escritas

pero si te aburres de esperar para escribir,

ya no tendrá sentido esta historia…

Estás a tiempo;

mariposas vuelan libres por doquier,

cualquiera está dispuesta

a embellecer tu jardín.

Viviana Lizana urbina

Nuestro momento

Es nuestro momento,
quédate quieto…
Hoy seré yo quien deguste
los delirios al poseerte…
Así, aquieta tus manos
degustaré lentamente el sabor de tu tacto…
Me deslizaré lentamente desde tus ojos,
me beberé tu mirada,
con la que me sometes…
En tu boca me sumergiré con mi lujuria
y descenderé hasta la perdición de mi cordura…
Delinearé una y mil veces tus senderos
con la humedad de mis labios…
Me detendré para observar
el fuego en tus pupilas
y te haré arder mientras me bebo
la delicia de tus espasmos.

Viviana Lizana Urbina

Participación en Los viernes sensuales y eróticos de Sopranos y Sombras

Me sostienes, déjame sostenerte

Me sostienes en el revés de tu espalda, ahí aferrada en lo hondo de tu pecho, entre tus costillas me meces al compás de tus latidos…
Me sustentas en la primera palabra de la mañana, en el reflejo de esos ojos maravillosos, en el borde de tu sonrisa coqueta que guarda mis besos…
Me siento segura entre tus manos, al acariciar mi rostro y enredar tus dedos por mi cabello. Mientras aquietas mis pesares reinventas mis historias con las caricias mudas…
Yo te ofrezco que sigas anidado aquí dentro, habitando mis abismos, los que no te son ajenos. Quiero que te sientas a gusto frente a mis ojos, los que te pertenecen; mírame profundo y leerás lo que se escribe en mis segundos para ti.
Aférrate a nuestro abrazo, ese que nos reconforta; apóyate en mi hombro, regálame esos suspiros con los que me envuelves en las noches frías…
Aquí está mi regazo para que deposites tu cansancio, alíviate con mis caricias en tu piel tibia, cierra tus ojos mientras te susurro mis silencios. Te daré todo lo que es sólo mío, pues ahora es totalmente tuyo.
Esto es todo lo que tengo, mis manos, mi mirada, mis labios y un corazón desgastado que ahora late incesante ante este sublime amor.

Viviana Lizana Urbina

Eres


Eres el cálido sol
que vence las nubes de mi cielo,
con la dulzura de tu voz arrullas mi alma,
adormeces los temores
que aprietan mi corazón
cuando las melancolías sobrecogen las letanías de mi andar…

Eres el pan bendito
que alimenta mi hambre
de vida,
das saciedad
a la sed de amarte
con la miel de tus cantos
en mis noches frías,
abrigas mis inquietudes
con la calma de tus palabras.

Eres braza que enciende
de las cenizas mojadas
mi piel ensombrecida.
Incitas mis anhelos
con tan sólo el reflejo
de tu figura en mis pupilas…

Eres, sencillamente
el más hermoso amor
que llegó a mi vida.

Viviana Lizana Urbina

Ante tu ausencia

ante tu ausencia

Te esperé perfumada  y desnuda, iluminada por la mirada transparente que se mecía en los velos de la memoria, dibujé mil caricias en  el aire surcando tu calidez en mi locura, desfallecida ante la ausencia de tus manos que horadaron palmo a palmo mi lujuria, en aquellas que fueron nuestras tardes que hoy se pierden en la agonía de nuestra historia…

Hoy tu partida asesinó mis ilusiones de abrazar tus suspiros con mi boca, de ser reflejo en tu cálida mirada al entrar profundamente  al confín de mis emociones…

Y te perdiste la velada cautivante de versar en mi piel con tu pluma.  Ahora sólo yo delineo, suavemente,  letra a letra en este lienzo, que a pesar de todo, aún es tuyo…

 

Viviana Lizana Urbina

Participación en Los viernes sensuales y eróticos de Soprano y Sombras