Una mala historia – Página de escritores

https://elpoderdelasletras.com/una-mala-historia/

Lo rompí, le quité la venda y lo alejé.
Me duele el dolor que le enterré, pero no podía mentirle.
Dice ser feliz con lo que hace, en cambio yo no puedo ser feliz si no soy parte de alguien más.
Me dice que abra los ojos, que mire bien, pero estoy consciente que lo que veo y dejé que entrara a mi pecho, está muy lejos de ser lo mejor.
Él no sabe que sé que cada paso que doy lo hago mal y sigo a pesar de saberme perdida.
Soy una suma de errores que van llenando mi subsistir, y aún así, sigo intentando avanzar, sabiendo que sólo me hundo.
He dañado a tanta gente en este viaje y hoy vivo el producto de mis obras.
Doy fe de que todo se paga en la vida. Yo lo pago. Asumo mi culpa.
Sé que si lo viera, lo abrazaría y no daría un paso más si no lo diera de su mano. Él, a esta altura, no lo imagina y no lo aceptaría.
Hoy, le hice saber que me interesa alguien más, pero que no soy feliz.
Él me pide que me libere y que viva por mí, pero me es imposible; estoy muerta en vida.

Viviana Lizana Urbina

Anuncios

Acariciada

Hoy sentí

caricias en mi cabello,

de ésas que te dejan quieta,

te arrancan el agobio que cargas,

serenan tu tormenta,

despejan tu cielo

y te dejan mirando

su celeste intenso.

Y me quedé cómoda

para seguir dibujando sueños.

Viviana Lizana Urbina

Regalos en el blog de: https://antoncaes.wordpress.com/tag/viviana-lizana-urbina/

Hablando de luces que se encienden, cuando el caminar se hace lento en la oscuridad me encontré y, como caído del cielo, en mis manos recibí estos regalos que llegaron a dar brillo a los ojos de mi alma.

https://antoncaes.wordpress.com/2018/02/16/poema-de-viviana-lizana-urbina/

https://antoncaes.wordpress.com/2018/04/30/sintiendo-sin-sentir/

https://antoncaes.wordpress.com/2018/07/06/discernimiento/

Muchas gracias, Antonio por tener un espacio en tu blog para mis letras, donde las has acogido con tanta distinción.

Viviana Lizana Urbina

Latiendo en letras

Quisiera poder liberar tantas cosas que me oprimen y así poder disfrutar de lo verdaderamente importante.
A veces pienso que los barrotes me los he construido yo y no soy capaz de quitarlos.
En realidad, la certeza de ser prisionera de mí, la tengo.
Hay situaciones, a diario que son inevitables…
Si supieran lo que pasa en mí cuando escucho cerrar la puerta que está al otro lado del muro.
Quisiera no poder escuchar o que los sonidos fueran mudos, así este sentimiento indescriptible, no me embargaría.

Sólo utopías, de esto, nada es posible por ahora.

Ante la realidad, mejor abrazarme a la esperanza de que el tiempo todo equilibra.

Viviana Lizana Urbina

Palabras de mis dedos

Arde
Quema
Estoy arrojada
por mi voluntad
en la cálida soledad.
No veo,
sólo me dejo tocar por la tarde que cae lenta sobre mi dolor.
Aullidos de tristeza
se agolpan en mi mente,
pero me niego
abrir la compuerta
de la sal de mis ojos.
Mis dedos
sostienen las palabras
que caminan sigilosas
entre los escombros
que yacen en mis recuerdos.
Una a una
intentan reflejarse
en este cristal…
Aquieto mis latidos,
no deseo remover
el polvo al andar…
Si pudiera,
pero no puedo,
ni debo.
La brisa se alza sobre mi rostro
y se lleva consigo algo,
pero no todo…
Continúa cayendo la tarde, sigo voluntariamente arrojada aquí.
¿Hasta cuándo?
Hasta que me decida
a levantarme
para recibir la noche para morir, como cada día.
Mañana será un nuevo amanecer.

Viviana Lizana Urbina

Un amor a distancia

Enlace a Reto de El alma de los tres poetas.

Un espejismo que emboba,
lastima y ahoga;
eso es un amor a distancia.
Se ama lo que se crea desde el alma.
Se cubren falencias de la verdadera vida
y se intenta vivir de un sueño, donde sólo se ama lo perfecto,
pues se crea una ilusión,
un idealismo…
Un amor a distancia
es de ésos que se adhieren a lo más profundo,
tanto que, cuando se extraña lo que no se puede vivir, desgarra el alma.
Se siente una imposibilidad de respirar,
duele hasta el aire…
Pero, para el amor
no hay normas, formatos ni límites.
Simplemente llega,
te inunda
y no puedes rehusarte a vivirlo.

Viviana Lizana Urbina

Sueño

Llegará ese día
en que me quede desnuda,
sin la vestidura que hoy me arropa,
para que la despreocupación me vista.
Eso será,
cuando el anhelo
que crece en mis recodos,
se haga vida
al mirar la profundidad de tu ser
a través de tus pupilas.
Esperaré palpar con mi piel completa ese sueño,
el que sólo deseo vivir contigo y en ti.

Viviana Lizana Urbina

Presenciando el crepúsculo

De cara a mis muros,
el crepúsculo acecha.
El viento mira
cómo baila el tiempo
entre las hojas mecidas, escucha cómo cantan los grillos
y eleva su música
hasta el infinito…
El viento no cesa,
mis pensamientos tampoco.
La noche está más cerca,
el sueño se aleja;
las letras no duermen,
se hacen vida.

Viviana Lizana Urbina

Fe

Desperté con las ganas abiertas,
con la calma queriendo abrazarme…
Me dejé llevar
por la liviandad de las pelusas del Álamo,
se meció mi ansiedad;
ésta, casi se durmió…
Y me fui tejiendo
entre los pasos
y el sonido de las campanas,
me hice entera
con los clavos de la cruz.
Por qué titubear,
si estoy sostenida
por el amor de la vida,
por qué doblar las rodillas
si estoy alineada
a quien acompaña mis huellas…
Hoy, desperté distinta;
hoy me vi más adentro de mis pupilas,
y estoy…
Me encontré intacta,
jamás he estado sola.

Viviana Lizana Urbina

Blog de WordPress.com.

Subir ↑